Spore Aventuras Galácticas

Spore Aventuras Galácticas Expansion Pack

Crea, juega y comparte tus misiones intergalácticas de Spore

Tras el éxito de ventas de Spore, Maxis lanzó su consabida actualización, llamada Spore Aventuras Galácticas. Sin embargo, más que una simple expansión, el título de estrategia adopta la forma de un editor de misiones bastante completo. Ver descripción completa

PROS

  • Completo editor de misiones
  • Nuevas criaturas y recompensas
  • Aspecto divertido y original

CONTRAS

  • No hay avances gráficos desde el original
  • Menús algo complejos al principio

Muy bueno
8

Tras el éxito de ventas de Spore, Maxis lanzó su consabida actualización, llamada Spore Aventuras Galácticas. Sin embargo, más que una simple expansión, el título de estrategia adopta la forma de un editor de misiones bastante completo.

En Spore Aventuras Galácticas comenzarás primero por definir el escenario: el tipo de planeta en el que se desarrolla la misión y la topografía y elementos que lo componen. Luego, habrás de crear diversas criaturas o importar las de otros usuarios para dar vida a ese mundo.

A pesar de que el editor de Spore Aventuras Galácticas pueda parecer demasiado complejo, es muy intuitivo y versátil: con él quedan cubiertos aspectos tan dispares como la personalidad de las criaturas o los elementos de ayuda, como armas y potenciadores.

Además de las infinitas posibilidades creativas de Spore Aventuras Galácticas, la extensión también incluye nuevos arquetipos de criaturas y recompensas para alargar la duración del juego original.

Spore Aventuras Galácticas

Descargar

Spore Aventuras Galácticas Expansion Pack

— Opinión usuarios — sobre Spore Aventuras Galácticas

  • GonzaloElGamer

    por GonzaloElGamer

    "POTENTE"

    Es un juego muy bueno en especial por las aventuras porque podes ganar herramientas que te sirven mucho. Más.

    analizado el 31 de marzo de 2017

  • "supremo juego si fuera gratis"

    es un juego increible es lo maximo pero como quisiera que fuese gratis. Más.

    analizado el 8 de febrero de 2015